La bicicleta, nuestro mejor aliado

Una vez que hemos dejado atrás estas fiestas donde el deporte es dejado a un lado y damos paso a un sinfín de platos cocinados con el mayor cariño, es hora de ponerse a punto con nuestro cuerpo y nada mejor que hacerlo con la bicicleta, teniendo siempre un biciplan.

La bicicleta supone uno de los entrenamientos más completos para eliminar todos esos excesos que sin querer queriendo nos acompañan desde el 24 de diciembre.

En primer lugar, debemos reconocer los diferentes estudios que hablan de todos los beneficios que nos aporta el ejercicio en bicicleta. Dolores de espalda, de articulaciones, formarán parte del pasado con un correcto ejercicio con la bicicleta, además, de mejorar el sistema circulatorio.

El sistema circulatorio es uno de los grandes beneficiados de la realización de ejercicio. En una época donde el estrés, la vida sedentaria, son el punto álgido de la sociedad, montar en bicicleta de forma regular supone una reducción del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares de hasta un 50%. Con el pedaleo, reducir el colesterol “malo” será pan comido.

Tenemos que tener en cuenta que no podemos aventurarnos a realizar trabajos forzosos por primera vez con nuestra bicicleta, un correcto entrenamiento es fundamental para prevenir lesiones. Un calentamiento suave para comenzar, y  a medida que vayamos aumentando la intensidad, nuestra condición física irá mejorando.

La zona de la espalda y las articulaciones (rodillas) son, al mismo tiempo, las grandes beneficiadas del uso de este deporte. Una inactividad de la persona, o la falta de ejercicio provocan que la musculatura se vaya deteriorando, por ello un ejercicio constante y un buen entrenamiento previenen lesiones venideras. Es fundamental reforzar la musculatura abdominal cuando se trabaja la espalda.

En la bicicleta, ni las articulaciones ni los cartílagos soportan grandes cargas. A diferencia del “running”,  en la bicicleta las rodillas funcionan protegidas ya que no soportan la gran carga y es aconsejable que el pedaleo no baje de las 70 rpm

El Dr. Fröbose, en un estudio realizado por el Centro de Salud de la Universidad Alemana del Deporte, el informe “Salud y Bicicleta”, resume que los beneficios comentados con anterioridad, empiezan a apreciarse con los primeros 20 minutos de pedaleo.

Chica montada en bicicleta haciendo ejercicio

Lo ideal, como describe el propio doctor, es que se utilice tantas veces se pueda, cuanto más tiempo le dedicas a la bicicleta más ventajas vas acumulando, ya sea para ir a la universidad, o para ahorrarte los atascos de la mañana, siempre protegido con tu seguro de bicicleta

Después de comprobar que la bicicleta se va a convertir a partir de hoy en la mejor herramienta para nuestro cuerpo, no se nos puede olvidar que la seguridad tiene que ser nuestro baluarte. Casco, rodilleras, coderas pero no se nos puede olvidar lo más importante, proteger nuestra vida. Por ello, nada mejor que salvaguardarnos con la contratación de un seguro de bicicleta para que todos los recorridos que hagamos a partir de hoy tengamos la firmeza de que ante todo, la protección es segura.

Podéis encontrarnos en:

comparadores en Madrid (ciudad) y Madrid