La presión adecuada para las cubiertas de la bici

La presión de los neumáticos es algo a lo que no se le presta la atención que debería en muchas ocasiones. Normalmente nos limitamos a hinchar las ruedas cuando están más vacías, pero sin tener en cuenta nada más.

En Biciplan hemos estudiado a fondo la importancia de tener las presión adecuada para las cubiertas de la bici. La cantidad de presión de aire que pongamos a nuestras ruedas afecta en gran medida a la forma de conducción del ciclista y a las reacciones de la bici mientras rodamos.
No es recomendable llevar la presión demasiado alta, ni tampoco demasiado desinflada. Cada persona tiene sus preferencias y sus gustos en cuanto a las presiones de aire, pero hay una serie de pautas para poder conseguir la presión ideal de las cubiertas, y con ello conseguiremos mejorar el rendimiento.

La presión de las ruedas en el ciclismo no es algo que se pueda generalizar, como ocurre por ejemplo con los neumáticos de los coches, donde el fabricante te indica la presión exacta necesaria. En el caso de las bicis influyen muchos factores como el peso del ciclista, el terreno por el que vayamos a circular, el tipo de bicicleta, de neumático, etc.

En el mundo de las Mountain Bikes podemos hablar de dos tipos de medidas de presión de aire:

  • BAR: es la unidad de presión equivalente a un millón de barias, es decir, aproximadamente igual a una atmósfera terrestre (1ATM). Por ejemplo, una cubierta inflada a 2,2 BAR tiene una presión de aire alrededor de 2,2 ATM.
  • PSI: es la unidad de presión del sistema anglosajón de unidades, en la que una atmósfera equivale a 15 PSI aproximadamente. Por ejemplo, una cubierta inflada a 2,2 BAR tiene una presión de 33 PSI (2,2 x 15 = 33).
bicivilizate

bicivilizate

Debemos tener en cuenta que la presión de las ruedas de nuestra bici determinará significativamente el estilo de conducción de la bici, así como sus reacciones ante los obstáculos del camino. Como hemos mencionado antes, no es conveniente llevar una presión demasiado alta ni demasiado baja.

Con la presión demasiado alta:

  • La bici rebota en los obstáculos.
  • Disminuye el rendimiento de la bici en las curvas, hay pérdida de tracción.
  • Hay más probabilidades de provocar un reventón.

Con la presión demasiado baja:

  • Excesivo rozamiento del neumático, que provoca la pérdida de eficiencia en el pedaleo.
  • Hay mayor probabilidad de pinchar debido a pellizcos o aplanamiento de la cubierta.
  • Inseguridad en las curvas.

 

La presión de las ruedas variará sobre todo en función del ciclista, ya que el peso que soportan las ruedas, en la gran mayoría, es el nuestro. Por lo que las personas de mayor peso necesitarán mayores presiones en las ruedas. Os dejamos un cuadro orientativo de las presiones de las ruedas, tanto delanteras como traseras, para MTB.

granabike

granabike

Influye también el tipo de cubierta, ya que las cubiertas de menor medida necesitan una presión más alta, al contrario que las cubiertas más grandes, que necesitan menos presión.
Con cubiertas de compuestos duros conseguiremos un mejor rendimiento a presiones más bajas, que si las usáramos de compuestos blandos.

Estas pautas nos sirven como punto de partida para encontrar la presión que se ajusta a nosotros y nuestra bici. Hay que tener en cuenta todos los factores externos que también afectan a la presión de las ruedas y que hemos mencionado anteriormente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *