La bella Bruselas en bici

Bruselas, la capital de Bélgica, es un destino que deja a todos con un buen sabor de boca y es que es una ciudad que tiende de todo para todo tipo de personas. ¿Qué vienes por diversión? Monumentos y visitas que hacer; ¿Qué vienes por negocios o tienes pensado una estancia más prolongada? Bruselas, la ciudad perfecta. La capital de Bélgica, además de la capital de Europa, es la ciudad ideal para todo tipos de planes ya que nos ofrece museos, palacios, sitios históricos, jardines y ante todo, una extraordinaria gastronomía, o al menos la mejor cerveza y el chocolate más delicioso.

Aunque es una ciudad que ofrece de todo, muchos de los que viajan hasta Bruselas no disponen del todo el tiempo que querrían o hacen pequeñas escapadas de fin de semana así que para todos esos que el tiempo es importante o no disponen de todo lo que quisiesen, os vamos a dejar que ver en Bruselas en 2 o 3 días subidos a vuestra fiel amiga, vuestra bicicleta (que si no tiene seguro de bicicleta se enfada)

Y por ello, nos planteamos ¿qué vemos en Bruselas? En primer lugar os vamos a hablar de las diez cosas que no podemos perdernos en Bruselas.

Bélgica en bici Fuente:  www.trafficnews.ec

Bélgica en bici
Fuente: www.trafficnews.ec

  1. Gran Place.

Grandes edificios de diferentes estilos, destacando el estilo barroco y gótico que rodean la plaza adentrándote tanto en su belleza que la única reacción que puedes realizar es abrir la boca y que cuando te vuelva la conciencia seguirás dando vueltas a la plaza para captar la mejor instantánea.

La Grand Place fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y sus orígenes te pueden dejar aun más impresionado, ya que era solo un mercado donde se daban cita los diferentes gremios. Su edificio más extraordinario es el Ayuntamiento, edificado en 1.455, preside l aplaza con total autoridad, es el edificio que sobresale por encima del resto y está acompañado por la Maison du Roi (la Casa del Rey) que en la actualidad es el Museo de la Caridad y por la Maison des Ducs de Brabant o Le Pigeon.

Los edificios que componen la Grand Place son:

  • L´Étoile (la estrella). Derruida en 1853 pero restaurada 40 años más tarde. En el pasillo que sale de la Grand Place podemos hallar el monumento a Everard que es tradición acariciar la mano de la estatua como símbolo de buena suerte.
  • Le Cygne (el cisne). En el siglo XIX los jóvenes progresistas como Karl Marx se reunían en la misma.
  • L´Arbre d´ Or (El árbol de oro). En la actualidad acoge el museo de la cerveza ya que en la antigüedad era el sitio donde se encontraba la sede del gremio de los cerveceros.
  • Maison des Ducs de Brabant (Casa de los Duques de Brabante). Se trata de un conjunto de 6 casas gremiales y se identifica con ese nombre debido a los bustos que la decoran.
  • Le Cerf (El ciervo). Casa perteneciente al arquitecto Gilles Van de Eynde.
  • L´Angel (El ángel). El dueño de la casa era un famoso comerciante de porcelanas.
  • Le Pigeon (La paloma). Sede del gremio de pintores y posteriormente pasó a ser la casa de exiliado Víctor Hugo.
  • La Chambrette de l´Amman (Las armas de Brabante). Antes de ser bombardeada se le conocía como Le Marchand d´or que posteriormente lo adquirió un comerciante de cerámica.
  • Maison du Roi (Casa del Rey). Cuando se creó, en este mismo lugar se hallaba el mercado del pan que tras el abandono de los gremios, se convirtió en un edificio público. Hoy en día, alberga el Museo Municipal y el famoso vestuario del Manneken-Pis.
  • Le Roi de la Espagne (El rey de España). En esta localización se hallaba la sede de los panaderos que posteriormente fue vendida. En la actualidad el restaurante del Rey de España es uno de los locales de la plaza más popular y turístico de la ciudad. En su fachada podemos apreciar un busto de Carlos II de España.
  • La Brouette (La carretilla). Antigua sede de los mantequeros.
  • Le sac (El saco). Antigua sede de carpinteros, ebanistas y toneleros.
  • Le renard (El zorro). Fue centro de reunión de los merceros.
  1. Manneken Pis.

Es uno de los símbolos de la ciudad y al ir a visitarlo no os extrañe de ver a mucha gente a su alrededor tomando fotografías. Casi la totalidad de personas que lo ven hablan de lo pequeño que puede parecer, y tienen toda la razón porque la estatua del pequeño niño belga haciendo pis no mide más de 50 centímetros. Y muy cerca de este punto, podemos apreciar la estatua de Jenneken Pis, en este caso, una niña.

Bélgica en bici Fuente: www.ipsumstudio.com

Bélgica en bici
Fuente: www.ipsumstudio.com

  1. Catedral de Saint Michel et Gudule.

Un lugar que no podéis faltar en vuestra visita es la Catedral de Bruselas, principal iglesia católica del país. Una visita que sale por 0 euros, así que aparca la bici (tienes tu seguro de bicicleta, todo está cubierto) y entra a ver la maravilla que aguarda en su interior.

  1. Basílica del Sagrado Corazón.

Nos encontramos ante la quinta iglesia más grande del mundo, la Basilique de Koekelberg y con su característico estilo Art Decó. Una iglesia que tardó en construirse debido a las dos Guerras Mundiales existentes y, aunque terminaron tarde, lo mejor de la misma, su mirador desde el que podemos tomar las mejores instantáneas de la ciudad.

  1. Palacio Real.

En su interior se hallan la sede de las oficinas de la monarquía belga ya que la familia se encuentra alojada en el Castillo de Laeken. Para visitarla tendremos que acudir a Bélgica entre el 21 de julio hasta principios de septiembre.

  1. Palacio de Justicia.

El Palacio de la Jus5tica es asombroso desde todos los sentidos. Un edifico que se encuentra en la zona alta de la ciudad y que destaca por su gran tamaño, pero cuando pasamos a su interior es aun más impresionante. Debido a la II Guerra Mundial, los nazis destruyeron su cúpula original que no guarda consonancia con la actual.

  1. Palacio del Cincuentenario.

Este palacio fue construido para conmemorar los 50 años de Bélgica como nación y en cuyo interior podemos visitar diversos museos como el Museo de Historia Militar, el Museo del Cincuentenario y el Museo del Automóvil, también conocido como Autoworld. Lo más destacable es el arco del triunfo velado por una cuadriga de bronce, muy similar a la Puerta de Brandeburgo de Berlín.

  1. Parque de Bruselas.

Durante toda la época medieval y hasta los años 70 del siglo XVIII, era el sitio elegido por los Duques de Brabante para realizar la caza y que se convirtió en lo que es actualmente, el parque de Bruselas que acoge el Palacio de la Nación donde se encuentran los miembros del parlamento del país.

9.   Atomium.

 

Fue el pabellón principal y símbolo de la Exposición Universal de Bruselas que simboliza un átomo aumentado 165.000 millones de veces y junto al ya nombrado, Manneken Pis, es uno de los símbolos que se te pueden venir a la mente si hablamos de la ciudad. Se ubica dentro del Bruparck justo al lado del parque Mini-Europe, donde podremos hacernos fotos con la Torre Eiffel o el Big Ben, eso sí, son un poco más pequeño que los originales ya que se trata de miniaturas.

Bélgica en bici Fuente: www.bruselas.net

Bélgica en bici
Fuente: www.bruselas.net

Si nos sobra un poco de tiempo después de ver lo principal de Bélgica, podríamos visitar el Palacio de Coudenberg, más bien, lo poco que queda de él; O podríamos ir de compras por las galerías comerciales Saint Hubert, la más antiguas de Europa, aunque mirar bien las etiquetas, vaya a ser que os paséis un pelín.

Esta ha sido una primera impresión de Bélgica. Sabemos que estáis emocionados pro ir y verlo todo hasta el último detalle, por ello pon la bici a punto, coge el seguro de ciclista y atento al siguiente post que te damos el itinerario perfecto para visitar la ciudad en 2-3 días.