Archivo de la etiqueta: Condromalacia rotuliana

Las molestias y lesiones de la bici

Si anteriormente hablamos de las lesiones que nos pueden surgir cuando vamos en bici, hoy vamos a comentar las lesiones o las molestias más usuales en los ciclistas en la zona de la rodilla. Reconocer el dolor y el problema nos puede ayudar que no vaya a más o se convierta en una lesión crónica. Por ello además de tener el seguro de bicicleta, tenemos que reconocer las molestias que podamos tener.

  • Condromalacia rotuliana.

La condromalacia rotuliana puede derivarse debido a una fuerte presión hacia la rotula provocando al mismo tiempo una alteración en el cartílago rotuliano, aunque otra posible consecuencia puede ser una flexión de la rodilla desmesurado y en ciclismo, se traduce como una altura del sillín de la bici equivocada que suele ser la causa principal.

¿Cómo podríamos reconocer que podríamos tener esta posible condromalacia rotuliana?

En primer lugar, se destaca el dolor que puede presentar en la zona anterior de la rótula, en la zona de atrás que se incremente normalmente con actividades cotidianas como el conducir o ponerse en cuclillas.

Para poder corregir este tipo de molestias, es necesaria la corrección de la altura del sillín hacia una altura más adecuada.

Para ayudarnos en el tratamiento de esta lesión, es necesario reflejar una alineación anatómica pues este tipo de lesiones son muy comunes en personas con problemas en las propias piernas, es decir personas con piernas en forma de “X” (valgas) o, también, en personas cuyas rótulas sufren una torsión interna de la tibia.

Nos aseguraremos de que el entrenamiento que realizamos no nos afecte la zona en cuestión o lo adaptaremos e intentaremos reducir la potencia y los trayectos largos, se tornarán el trayectos ligeros (al menos al comienzo). Evitar las cuclillas, sentadillas o correr cuesta abajo, entre otras prevenciones.

Lesiones y molestias de la bicicleta Fuentes: www.irishhealth.com

Lesiones y molestias de la bicicleta
Fuentes: www.irishhealth.com

  • Tendinitis rotuliana.

El tendón rotuliano, el encargado de unir inferior de la rótula con la tibia originado por un continuo pedaleo por la utilización de grandes avances y una incorrecta posición del sillín, es decir, por tener el sillín adelantado en las subidas duraderas en cuestas.

¿Cómo podríamos reconocer el dolor derivado de esta posible lesión? Podemos contemplar cierto dolor en la parte inferior de la rótula y el mismo puede manifestarse en la parte interna o externa de la propia rótula.

Podemos ayudarnos si tenemos estas molestias con algo a priori bastante sencillo, podemos simplemente variar la posición del sillín.

Debido a que las molestias propias de la tendinitis rotuliana es debido, en gran medida, al sillín o porque esté demasiado bajo para la altura que necesitamos o están demasiado adelantados. La solución para este problema es la colocación de una posición antero-posterior neutra en el sillín de la bici.

El problema puede venir interno, es decir, propio de la persona ya que puede sufrir o una alteración anatómica de las piernas (piernas X) o se produce una rotación interna de la tibia.

  • Ligamento rotuliano interno.

La lesión de los ligamentos rotulianos internos se evidencia debido al dolor que se produce en la rodilla por la parte interna de la rodilla, por la parte de la plica. Bien en primer lugar, vamos a comentar que es una plica. Es un pliegue que existe en la membrana sinovial (el tejido que se encarga de revestir articulaciones, como en este caso estamos hablando, revestiría la rodilla, y que además es el que se ocupa de nutrir el cartílago articular) Estos pliegues o plicas se desarrollan durante progreso fetal y, lo normal es que desaparezcan aunque en ciertas ocasiones permanecen y pueden inflamarse por lo que produce molestias y dolor muchas veces ocasionados por esfuerzos grandes repetidos como un continuo ejercicio físico o traumatismos de carácter fuerte. Y sólo en algunas ocasiones puede derivar en una intervención quirúrgica.

¿Cómo podemos reconocer los primeros síntomas de una posible lesión en el ligamento rotuliano interno? En primer lugar podemos notar ciertos crujidos cuando estamos pedaleando pues puede ser causa de una exposición excesiva del ligamento que se halla entre la rótula y la parte interna de la rodilla, o bien, puede ser debido a la inflamación de la propia plica.

Podemos prevenir la posible lesión corrigiendo la posición del sillín hacia la más adecuada, es decir, hasta una posición neutra.

Un tratamiento que podríamos realizar es, para comenzar, una alineación correcta de las piernas con la ayuda de unas calzas o elevadores pues este tipo de problemas se desarrolla con más probabilidad en personas con una patología de piernas “X” o por rotación tibial interna. Además, podríamos realizar otro tipo de tratamientos o ejercicios como aligerar pedaleo o no realizarlos con la misma intensidad.

Lesiones y molestias de la bicicleta Fuentes:  erectiledoctor.com

Lesiones y molestias de la bicicleta
Fuentes: erectiledoctor.com

  • Tendinitis del cuádriceps.

La mayoría de los ciclistas comentan en muchas ocasiones que hay una zona determinada donde comienzan muchas molestias, es la zona de parte superior de la rótula.

¿Cómo podemos reconocer los síntomas que derivan de una tendinitis del cuádriceps?

En primer lugar podemos observar un dolor continuado en la rotula e incluso a la palpación el dolor va en aumento en zonas localizadas de la rotula tanto externa como internamente.

Como consejo para prevenir este tipo de molestias y que cada vez vayan a más, debemos corregir la posición del sillín porque no está siendo la más adecuada (normalmente estas molestias aparecen en sillines demasiado adelantados o bajos).

Como una de las causas puede ser la propia forma de la rodilla, que en este caso, puede ser debido a rodillas arqueadas, sería muy conveniente colocar unos separadores entre la biela y el pedal, así vamos a aganar zona, anchura de apoyo y por lo tanto, una mejor alineación con respecto a la cadera.

No sólo la causa puede venir derivada de las rodillas arqueadas o en forma de “O”, ya que también se puede desarrollar en piernas con forma de “X” o valgas, que en este caso concreto, colocaremos unas plantillas o cuñas para que así el pie lesionado se encuentre elevado.

  • Tendinitis de la pata de ganso.

Este tipo de lesiones puede venir ocasionada por la fuerte comprensión del tendón de la pata de ganso, el nombre es dado a tres músculos de la pierna: el sartorio, el recto interno y el semitendinoso. El nombre es originado por la inserción de los tendones de la cara interna de la tibia se parece a la pata de un ganso.

¿Cómo podemos reconocer los síntomas de una posible tendinitis de la pata de ganso? El gran síntoma que se reconoce es un dolor agudo en la parte interna de la rodilla.

Podemos prevenir una tendinitis de la pata de ganso en ciclismo con un reajuste de la altura del sillín, en este caso, reduciendo su altura pues con una desmesurada extensión de la pierna que causa un aumento de la comprensión en la rodilla.

Lesiones y molestias de la bicicleta Fuentes: www.cyclingweekly.co.uk

Lesiones y molestias de la bicicleta
Fuentes: www.cyclingweekly.co.uk

Para tratar esta lesión, es necesaria la reducción de la distancia entre los pies aproximándolos a la biela, no sólo basta con un seguro de ciclista.

En esta primera parte os hemos mostrado algunas de las dolencias y posibles lesiones que pueden derivar de la utilización de la bicicleta, aunque los seguros de bicicletas no te quite los dolores, la bici la tienes protegida.